top of page

Se acabaron las vacaciones, ¿cómo recupero mi rutina de productividad y organización?



Es súper común sentirnos más abrumados de lo habitual cuando debemos retomar esa rutina que ya teníamos bien ensayada y nos había estado funcionando para trabajar.


¡Que no te bloquee el estrés!


Acá te comparto cómo en 5 pasos súper simples podemos ir estructurando nuestros días según las actividades y pendientes que tenemos esperándonos.


Y ojo, recuerda que no es para lograrse el primer día, date la oportunidad de ir avanzando un poco cada día.


La constancia y paciencia son clave.



1. Ten lo necesario a la mano.


Antes de comenzar, asegúrate de que tienes toda la información posible a tu alcance.

  • Revisa tu correo electrónico.

  • Mensajes que se quedaron sin respuesta.

  • Qué pendientes se quedaron en el aire.

  • Revisa tu calendario, ¿qué fecha importante se acerca?

  • Si tienes algún proyecto en marcha, actualiza tu lista de tareas.

En el Binder Continuo podrás tener en un solo lugar todo lo que necesitas para no perderlo de vista.


Usa tu Insert Plan Mensual, para hacer un calendario de tus entregas y fechas más importantes.

Y junto con el Insert Checklist podrás hacer listas específicas a cada proyecto general.






2. Prioriza tus tareas


Listo, tienes todo actualizado. Ahora a priorizar tareas. Identifica qué es más importante. Esto puede ser más sencillo de lo que suena respondiendo estas preguntas:

  • ¿Qué se tiene que resolver en este momento porque bloquea el flujo de otra actividad?

  • ¿Qué actividad/tarea no puede esperar más? Aquí pueden entrar todas aquellas tareas que se retrasaron o postergaron y es mejor darles salida de una vez.

  • ¿Puede esperar? Sí o no, ahí ya tienes una prioridad.

En el Insert Checklist que realizaste, puedes remarcar con stickers o una Pluma de colores estas prioridades.





3. Establece un horario de trabajo.


El horario puede no ser un contra cuando tienes un trabajo más del estilo corporativo. Sin embargo, cuando eres freelance es de los temas más complicados de dominar. Es importante tener un horario de trabajo fijo. Cuando ya sabes que tienes, por ejemplo, 6 horas en donde te enfocarás a trabajar comienza a decidir qué tareas realizarás. Incluye 2-3 prioridades y algunas actividades de menos relevancia. Incluso, puedes determinar cuántas horas de tus horas laborables le quieres dedicar a cada actividad. Así evitas que una actividad te consuma todo el día y termines sintiendo que no hiciste suficiente.


En tu Insert Plan Semanal o Plan del Día puedes diseñar tus ventanas de trabajo de lunes a viernes, con este overview te será más sencillo distribuir todas tus actividades por día sin saturar tus horarios.




4. Empieza con tareas sencillas.

Cuando empieces a trabajar, comienza con tareas sencillas. Esto te ayudará a entrar en el ritmo de trabajo y te dará una sensación de logro temprano en el día. Usa el Insert Plan del día como un diario motivador. Puedes anotar cada una de las tareas que vayas logrando en el día o incluso todo lo que hiciste al final del día.





5. Celebra tus logros.

Finalmente y no por eso menos importante, nunca olvides celebrar tus logros. Esto te ayudará a ser más consiente con tu propia productividad sin compararte con los demás.



Lograste lo que pudiste con la energía que tenías en ese momento, ¡y está más que bien!







Regresar a tu ritmo de productividad y organización después de unas vacaciones puede sonar muy difícil, pero siguiendo estos cinco sencillos de la mano a tu Binder Continuo, lo lograrás.



Recuerda que no es necesario hacer todo en un solo día, ¡y no te olvides de tomar descansos y relajarte!





El Binder Continuo es una herramienta personalizable que te ayudará a mantener todo organizado y te permitirá volver a tu ritmo en poco tiempo.





 

Items de interés para comenzar a organizarte de una vez por todas.





Comentarios


bottom of page